pame sepúlveda 2

Pamela Sepúlveda: Una belleza scout explorando en Miss Mundo Chile

por • 26 Agosto, 2015 • Destacados, EntrevistasComments (0)5102

La representante de Puente en el Miss Mundo Chile lleva el báculo del scoutismo en el más importante concurso de belleza del país. “Me motivó que se busque un propósito más allá de la hermosura como hacer voluntariado”, dice la concursante de 23 años.

Es nueva en los concursos de belleza y se le ocurrió probar suerte en el más importante de ellos. “Jamás participé porque a mi familia no le gustan mucho. Me dedicaba a mirar hasta que decidí hacerlo. Los concursos de belleza son hasta los 27 y a mis 23 años era el momento de hacerlo. Apareció el casting y fui un 4 de julio, cuando jugó la “Roja” por Copa América. Si me iba mal, al menos tenía un asado asegurado. Lo mejor fue que tuve el asado e igual gané en el casting”, cuenta. Pamela Sepúlveda.

-Casting suena a algo muy masivo…
-Así fue. Asistieron unas 150 niñas y de ellas eligieron a 15. Hay algunas de Temuco, Puerto Varas, Valparaíso, aunque la mayoría son de Santiago. ¿La experiencia? Entretenida. No me he llevado malos ratos.

-¿Qué te motivó a participar en este concurso?
-La belleza con propósito que tiene el Miss Mundo que se refiere a usar la belleza para un voluntariado. La organización de cada país elige el voluntariado y esa también es una competencia aparte. Yo soy scout de toda la vida en Puente Alto y allí quise hacer algo por los demás. A eso agrégale que me gustan los concursos de belleza y está la razón de mi presencia en esta instancia.

-¿Y la pega es demasiada?
-Bastante. Pero yo me he buscado que sea así. Yo me busqué los diseñadores, el vestuario y es porque viniendo de Puente Alto. Así encontré la tienda Malicia, que también es de esta comuna la diseñadora y la tienda de accesorios “Y tú” también ha sido interesante. La búsqueda es difícil. Muchas veces te dicen que no, pero es parte del negocio.

-Cuéntame de tu vida…
-Se divide en tres: en los scouts, donde ahora soy guiadora y estoy a cargo de niñas pequeñas, la bandada, que son de 7 a 11 años. Estoy desde los 9 años en el movimiento y siempre he estado allí. También estoy en estudios en Ingeniería en Alimentos en la USACH. Y la tercera pata es el deporte, que me gusta mucho y es una obligación, pues tengo una enfermedad crónica muscular. Mientras más ejercicios haga, mejor para mi salud. He hecho de todo: fútbol, básquetbol, tiro con arco, natación, entre otras.

-¿Siempre viviste en Puente Alto?
-Toda la vida. Jamás siquiera me cambié de casa. ¿Y el estigma? Me da risa porque es un prejuicio y me molesta porque es muy injusto. Me ha tocado vivir la mala onda de gente que te mira o dice algo por dónde vienes.

-¿Cómo transmites a las niñas de scout tu conocimientos de instancias de belleza?
-A las niñas el año pasado les hice un concurso entre ellas para elegir a una miss. Hicimos belleza, cultura, les enseñé pasarela, protocolo, elegimos a la Miss Cultura, fuimos al museo. Me gusta sacarle el estigma a estos concursos de que sólo es para elegir a las bellezas que son tontas, algo añejo que ya es propio de los ’80.

-¿En qué etapa está el concurso?
-Ya pasamos las fotos oficiales y algunas actividades como la belleza con propósito, que fue trabajar con CORPEB, que es la Corporación de Espina Bífida. Es una enfermedad genética que no tiene cura, pero sí tratamiento. La final es el 3 de septiembre y ya se viene la etapa final. Vienen muy cargadas estas semanas, pero ya me estoy preparando para ese proceso.

Pin It

Relacionados

Comentarios

Agregar un comentario