AUTOESTIMA 1

Blog Vida Sana: Autoestima

por • 18 Noviembre, 2014 • Columnas, Destacados, portadaComments (0)1880

Desde pequeños los bebés interactúan con su entorno, en la primera infancia los padres son sus figuras significativas de apego, con ellas se sienten contenidos en menor o mayor grado. De esta forma, a medida que van creciendo van generando experiencias de aprendizajes y relacionándose con su medio, comenzando a formar una imagen de sí mismos, en la cual adquieren una especie de “balanza” en la que se compara el propio valer y el que se es dado por el mundo adulto, asignándole una calificación a este concepto.

La valoración positiva o negativa que las personas hacen sobre sí mismas, está influenciada al menos por tres factores importantes: cómo el sujeto se percibe a sí mismo, cómo percibe que los otros lo ven y por la comparación que establece entre sus capacidades reales y su imagen del yo ideal, generalmente a éste componente afectivo se le denomina Autoestima, siendo un componente esencial del autoconcepto (Valdés, 1999).

Esto implica que la Autoestima se entenderá como la imagen y/o valoración positiva o negativa que una persona tenga sobre sí misma en diferentes aspectos relacionados con su persona, tales como: conducta, habilidades, logros, apariencia, características físicas, relaciones interpersonales, satisfacción personal y felicidad (Martinez, 1990).

En este sentido, la autoestima puede ser tanto positiva como negativa lo que conlleva a diferentes consecuencias en la persona, es decir, si alguien tiene una Autoestima positiva probablemente enfrente las situaciones cotidianas con mayor soltura, optimismo y creencia de poder resolver favorablemente los obstáculos que se le presentan, confía en sus capacidades y habilidades, se aprecia a sí mismo, tiene consciencia de que es importante y que puede aportar en los ámbitos en que se desarrolla. Sin embargo, si la autoestima es negativa, la persona tendrá cierta predisposición “negativa” hacia los conflictos que se le presenten, pudiendo aparecer conductas evitativas, una búsqueda constante de aprobación por parte de los otros, en algunas ocasiones generando cierta dependencia con las personas que se relaciona y desconfía de sus capacidades (Rodríguez y Arroyo, 1998).

Por lo tanto, si alguien suele ser criticado constantemente por su entorno y no se visualizan sus habilidades, esto puede afectar significativamente en su autoestima. Por esta razón, es necesario tener presente la importancia de esta temática, puesto que construir una autoestima sana, permite que las personas se acepten a sí mismas y que vivan una vida plena.

Por: Karen Bárcenas

Psicóloga Clínica U. de Santiago

Pin It

Relacionados

Comentarios

Comments are closed.