2017-12-05-PHOTO-00000774

Carmen Rosa Bello: La puentealtina que le dio vida al “Mote con yapa”

por • 2 Enero, 2018 • Destacados, Emprendedores, Entrevistas, Mujer Puentealtina, NoticiasComments (0)142

Hace 45 años le sugirieron a Carmen Bello Salazar tener una distracción, esto con la finalidad de ayudarla a superar una depresión que acarreaba hace un buen tiempo. Un día, la asistente social que veía su caso le sugirió iniciar un negocio y fue así como la señora Carmen, decidió salir con una olla de huesillos y mote, una mesita y la compañía de sus chiquillos a esperar a las afueras de su casa si su mote se vendía o no. Ese día marcaría el comienzo de una verdadera dinastía del Mote con huesillo en Puente Alto.

“La mayoría de los clientes eran camioneros areneros. Era dificil criar 6 hijos, por lo tanto todo era ayuda para la familia, además la idea era que mi mamá superara la depresión que por esos años la aquejaba, y así fue, cada día eran más las personas que probaban su mote y fue a ella a la que se le ocurrió esta idea, el primer día vendimos una olla, y todos los hermanos la ayudábamos, lo hacíamos todos los días, pero el lunes ya no dábamos a vasto, era mucho trabajo y desde el principio siempre nos fue bien, por eso dejamos el lunes para descansar. Todos ayudábamos con las mismas ganas “Así lo comenta Liliana Maureira, una de las hijas de la señora Carmen.

LA RECETA

Liliana cuenta que su mamá fue una visionaria: “Ella creó la receta, ella siempre ha usado los mismos implementos, lo primordial es usar huesillos de primera calidad, lo otro es cariño y dedicación  y lo que ella agregó e hizo diferente este mote fue la harina tostada, los comensales no perdonan si no ponemos su harina, incluso los niños la piden, es una tradición, la yapita (un vaso de jugo de huesillo) y el acompañamiento de harina tostada que le da un sabor único”.

Los únicos que conocen la receta del mote son la señora Carmen y su esposo Benedicto, hasta el día de hoy son ellos los encargados de hacer cada preparación todos los días de la temporada de verano, fecha en la que abre sus puertas al público el Mote con Yapa.

LA CLAVE DEL ÉXITO

Según Liliana y sus hermanos la clave de este negocio es Dios “La bendición de Dios es el pilar fundamental de nuestro negocio, ha sido mi mamá y también mi papá”. Él trabajó siempre en Chilectra y cuando jubiló le entregó un sobre a su mujer, con lo que había adentro la señora Carmen compró el sitio de al lado de su casa y junto a su esposo, don Benedicto Maureira siguieron el negocio juntos, hicieron la terraza y así han logrado recibir cómodamente a los amigos de Puente alto, Pirque, Cajón del Maipo y todo Santiago que vienen a disfrutar EL MOTE CON YAPA.

EL MOTE CON YAPA

Recibe su nombre por la yapita que siempre entregan, “nosotros nos hemos prometido ayudarle a mi mamá siempre. Hemos tenido la posibilidad de expandirnos, pero nosotros solo trabajamos en esta época.

En el verano el equipo lo conformamos siete personas, hasta el verano del 2017 trabajaban sólo mujeres mayores de 40 años. La idea era apoyar a las mujeres mayores con un espacio de trabajo, también apoyar a las adultas mayores, pero comenzamos a tener complicaciones, las chiquillas comenzaron a fallarnos y a faltar por lo tanto este año recibimos dos extranjeros, una niña y un chiquillo haitianos, quienes puerta por puerta estaban pidiendo trabajo y hasta el momento han funcionado excelente, aquí sólo trabaja la familia y ellos se han transformado en parte de ella, los otros ayudantes son los sobrinos y así es el día a día en nuestro negocio” comenta Liliana.

LA CALIDAD

“El mote con huesillo no tiene ninguna ciencia, yo creo que es la calidad lo que hace el cambio, por eso buscamos lo mejor en cada producto.

El chileno siempre dice: “no se puede” antes de probar, pero si no le resulta eso que probaron, puede ser otra cosa, además ya pasó el tiempo en que el hombre nomas trabajaba, ahora la mujer es parte muy importante del sustento para el hogar.

El Coté Ossandon, el Alcalde La Pintana, el Alcalde de San José de Maipo, Charles Aranguiz, y muchos más han pisado este suelo, nosotros los atendemos igual que a cualquier persona, nunca invadimos el espacio de nuestros comensales, porque por algo vienen a tomarse un vaso de mote tranquilo, la idea es darle a cada uno el momento que necesita.

El sueño de los papas es que sigamos con la tradición del mote, pero el corazón del mote son ellos, son fundamentales, nadie sabe lo que podría pasar más adelante, mientras tanto seguimos con el negocio familiar aquí juntos y los esperamos cada temporada para que vengan a probar el Mote con yapa de Puente Alto.

Pin It

Relacionados

Comentarios

Agregar un comentario