DIAMANTE CORDERO V/S CRESPITA RODRIGUEZ

Carolina ‘Crespita’ Rodríguez “Quiero enseñarle boxeo a niños y mujeres puentealtinas”

por • 14 Septiembre, 2014 • Deportes, Entrevistas, Mujer Puentealtina, portadaLos comentarios están deshabilitados en Carolina ‘Crespita’ Rodríguez “Quiero enseñarle boxeo a niños y mujeres puentealtinas”4069

La campeona mundial de peso gallo en dos asociaciones internacionales se sacó los guantes con Portal Puente Alto. En el retrato de esta edición, la púgil bajó la guardia para hacer frente a párrafos desconocidos de una vida que la llevó a la cúspide del deporte chileno.

“Si se trata de hacer un retrato de mi carrera, hay capítulos de ésta que no olvido y que van más allá de mi reciente corona de la Federación Internacional de Boxeo (FIB)”, dice Carolina Rodríguez, quien acepta subir al ring de preguntas de Portal Puente Alto para sostener inéditos rounds.

Orígenes en La Pincoya. “Soy nacida y criada en La Pincoya, donde viví hasta los 16 años. Eso hasta que a mi mamá Alicia le salió una casa en Puente Alto, en El Peñón. Yo pasaba poco allí, pues estudiaba en Recoleta, pero hice amigos puentealtinos y los vecinos son un siete”.

De los combos al ring. “De chica siempre era muy buena para los combos, era bastante mochera. Me decían la “cinco minutos”, porque eso me demoraba en irme a las manos y bastaban dos palabras para que me calentara, sobre todo con los hombres. Me ponía a llorar y lo arreglaba a combos. Pero esa ira la enfoqué una vez que me aboqué al deporte: ahora controlo mis emociones y evito llegar a las manos, excepto cuando estoy en el ring, donde la pelea es consensuada por ambas partes”.

Del sobrepeso a sentirse mina. “Siempre tuve sobrepeso y llegué a pesar 90 kilos (hoy está 57 y pelea con 53 kilos) con 1.60 metro de estatura. Empecé a perder kilos a los 21 años practicando kickboxing y luego boxeo para evitar correr y hacer abdominales, que me cargan. Siendo gorda no me sentía bien y evitaba mirarme al espejo. Hoy me siento mina, trato de combinar zapatos con ropa y me gusta verme bien. Este deporte, que parece tan masculino, me hizo quererme y me hizo sentirme femenina otra vez”.

Aportes puentealtinos. “De Puente Alto no sólo he recibido el cariño de la gente que me siente como una más de esa comuna, si no que han sido varios los espaldarazos. En el título latino la Municipalidad me aportó con 100 mil pesos durante dos años, también un camión para trasladar el ring y me prestaron el gimnasio. Agradezco enormemente ese interés en mis inicios”.

Un Puente entre la comuna y el boxeo. “El apoyo que la Municipalidad de Puente Alto me brindó lo retribuiré haciendo algunas clases en la comuna. Con el alcalde Germán Codina quedamos que serían para las mujeres, pero yo también quiero ampliarlas a niños y niñas”.

Noqueada por chocolates y helados. “Siempre fui muy tentada por los dulces. En mi época de sobrepeso tomaba mucha bebida y me podía comer hasta tres litros de helado y un chocolate de un sólo viaje. Aún me tientan esas cosas, pero aprendí a comer y cuidarme y es cosa que recuerde mi pasado frente al espejo para detenerme. Es que he cambiado mis hábitos alimenticios”.

De ser desconocida a peinarse como “Crespita”. “Este título ayudó mucho en que la gente me reconociera en la calle, aunque siento que empezaron a acercarse a mí cuando pelee el título en Constitución. Mi cara ahora es más famosa, abundan los bocinazos en la calle y varias me gritan que estoy sacando la cara por la mujer chilena”.

 

Pin It

Relacionados

Comentarios

Comments are closed.