El Castellón: Un monumento que el tiempo olvidó

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Esta ex bodega que se encuentra entre Tottus y Líder, es un recordatorio constante del viejo Puente Alto y hoy solo se espera su inevitable destrucción.

Esta bodega vinícola conocida popularmente como ‘El Castellón’, se erigió cerca del año 1890, cuando se producía un fuerte crecimiento de la producción vitivinícola en el sector.

Al mismo tiempo en que José Luis Coo, empresario de vinos e ingeniero, adquiere este castellón, se comenzó a formar una administración oficial del sector que estuvo a cargo de él mismo. Gracias a esta estructuración, el lugar donde se asentaba esta bodega pasó a llamarse Villa Puente Alto, en honor a un gran puente que cruzaba en esos años el río Maipo. Así es como nace nuestra comuna, con un importante impulso de la actividad del rubro de los vinos.

Los vinos que se producían en esta hacienda llegaron a ser conocidos como los mejores vinos de Chile, teniendo un prestigio mundial. Su producción llega a exportarse a lugares como India y Japón.

Este sitio en sus mejores años logró dar empleo a cerca de 200 obreros y el Sr Coo, comprendiendo el difícil desplazamiento de sus casas hasta el trabajo de estos empleados, construyó el fundo San Carlos, con el fin de que unas 300 familias vivieran cerca. Este hecho provocó que en futuro se siguiera asentando y urbanizando este sector.

Si bien, este proyecto estaba siendo un rotundo éxito, las cosas cambiaron con los años. Llegó mucha competencia y ya sin la administración de Don Luis Coo, la industria comenzó a decaer. En 1948, el lugar termina siendo vendido y produciendo un vino económico que los sostuvo por 30 años, hasta que en 1978 cierra sus puertas de forma definitiva.

Con el tiempo este edificio se mantuvo en pie como recordatorio de los buenos años de producción que algún día existieron. Fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1995, y tuvo muchos proyectos de restauración, sin embargo, ninguno se llevó a cabo.

Hoy, después de tantos años y tanta historia, sigue parcialmente en pie, negando a caer en su totalidad, a pesar de los graves daños que causaron en el “Castellón” los terremotos, lluvias y las construcciones de los supermercados y centros comerciales que vemos a diario.

Por Gustavo Iglesias (@thisistabo).

Compartir.

Sobre el Autor

Mauricio Cofré

Periodista con seis años de experiencia y además relator de fútbol. Me considero riguroso y apasionado por lo que hace y siempre publico con responsabilidad. Me gusta Puente Alto y siempre trato de destacar lo positivo.

Dejar una Respuesta