dsc_8921

Javiera Contador: “El humor está presente en todas las cosas que hago”

por • 15 Noviembre, 2016 • Entrevistas, portadaComments (0)1986

Comenzó en televisión como la bella de las teleseries, pero su viaje por tantas pegas distintas la llevó a participar en programas de concursos, la aclamada sitcom “Casado con Hijos” y hoy la tiene liderando el alza en rating en la conducción del “Muy Buenos Días” de TVN. Eso sí, la ‘Javi’ aprendió a madrugar cuando vivió en Puente Alto y debía viajar al colegio en Providencia. “Me levantaba todos los días a las 5 de la mañana para tomar la micro”, cuenta.

No nació en Puente Alto pero conoce bien los aires pueblerinos de nuestra tierra. Es que Javiera Contador vivió cuando abundaban las parcelas y la velocidad de las cosas era bien distinta al ritmo capitalino.

“Mis abuelos tenían una parcela muy linda en el paradero 37, a Puente Alto. Yo iba mucho allá e incluso viví dos años. No existía el metro y me demoraba mucho en llegar al colegio. La primera vez que vivimos allá yo iba como en quinto básico, en los ochenta, y después en el 1992 y 1993”, recuerda en conversación con Revista Portal la actriz y conductora del matinal “Muy Buenos Días” de TVN.

Sus recuerdos, eso sí, están cargados de sueño… y ojeras para levantarse e ir al colegio Latinoamericano de Providencia. “Uff, era terrible estar en pie todos los días a las 5 de la mañana. No había Metro en Puente, entonces prefería irme hasta Escuela Militar para agarrar la micro vacía. Viajaba sola. Ahora está todo cambiado, pero conservo muy lindos recuerdos de esos aires de pueblo y las idas a la feria”, repasa.

Después del uniforme escolar, su etapa como estudiante de Teatro en la Universidad Católica también la emparentó con nuestra comuna. “El primer año fuimos a hacer un trabajo de investigación respecto a las monjita que están también en el paradero 37 para después hacer una obra basada en ellas. Estuvimos muchas veces allí y siempre tomábamos té con ellas”, confiesa.

LA ALEGRÍA COMO EMBLEMA

El espacio matinal de TVN quería imprimir más sonrisas. Y el cambio de aires que trajo la ‘Javi’ (pasó de ser “Buenos Días a Todos” a “Muy Buenos Días”) también trajo aparejado otro estilo de encarar las mañanas. En este esquema, la alegría de la ‘Javi’ cayó como anillo al dedo. “Me gusta el humor y pasarlo bien está presente en todas las cosas que hago. Y eso no tiene que ver con algo superficial, creo que la vida es muy corta y hay que tirar la talla”, cuenta.

-¿Te imaginaste como conduc- tora de televisión mientras estudiabas teatro?

– Nooo, aunque soy multifacética y me gustan los desafíos nuevos. Mi sueño no es convertirme en la mejor animadora y la mejor actriz. Siento que la vida tiene mucho de la pega en el matinal. Me carga llorar al aire, pero a veces te da una pena tremenda. Pero al hacer un programa en vivo durante cuatro horas y con contingencia, es inevitable pasar por muchas emociones.

-Muchos aún recuerdan tu rol como Quena Larraín en “Casa- do con Hijos”…

-Sí, es que en esa sitcom tenía- mos un humor negro. La serie era una locura. Estuvimos dos años absorbidos por un ritmo altísimo de trabajo. Aún nos vemos mucho y nos une el humor. Hay un capítulo guardado que está demasiado loco. Lo hicimos en la noche porque teníamos que irnos de vacaciones, si no lo grabábamos se demoraba una semana más, así que dijimos, ¡sigamos! Y quedó un capítulo grabado desde las 22 horas a las 6 de la mañana. ¡Qué “pelá” de cables!

¿Cuánto del cariño de la gente le debes a la Quena Larraín?

-Mucho. Una banda de Reina Guachaca, un Altazor. A mí me encanta cómo es ella: la parada, el cinturón apretado, la peluca. Yo la veo y es otra persona. De ella aprendí mucho. Soy acomplejada físicamente, me carga ser guatona y me tapo el rollo. Y la Quena es todo lo contrario. Esa es la magia de la actuación. Es el personaje que más me recuerda la gente.

 

Pin It

Relacionados

Comentarios

Agregar un comentario