soledad-onetto-12

ENTREVISTA CON SOLEDAD ONETTO: LOS MILES DE CARACTERES DE LA REINA DE CIBERESPACIO

por • 7 Noviembre, 2016 • Entrevistas, portadaComments (0)2128

No es sólo la conductora de Ahora Noticias en Mega. También es infinitamente más que la recordada ex animadora del Festival de Viña del Mar. Su simpatía y rigurosidad para la labor periodística le permite hacer de todo en televisión y que nunca una pega le quede grande. “No soy la matea odiosa que no comparte los cuadernos ni la información, pero sí me gusta informarme y prepararme”, dice la compatriota con más seguidores en Twitter, una situación que se explica en que no le hace el quite a ningún tema. ¿La sigues? Con Revista Portal habló de las elecciones municipales, de Felipe Camiroaga, Puente Alto, del estigma y de sus recreos, en un diálogo de 140 caracteres y mucha ciberyapa.

-¿Son sólo relevantes las noticias negativas?

-Eso  es una caricaturización. Lo que sí es cierto es que hay menos noticias positivas que dar, pero es un buen reflejo de la sociedad. La gente en general piensa que el país no anda bien, pero nosotros igual mostramos noticias positivas como ayuda social o nuestra sección de Inmigrantes y Adultos Mayores. Aunque es verdad que ya no empiezas las noticias muerta de la risa. La otra vez una persona me decía “ríase más”. Y no, no, no, hay cosas que no puedes presentar de otra forma.

-Eres la chilena con más seguidores en Twitter. ¿Cómo explicas eso?

-Fui muy pionera, lo abrí cuando nadie lo pescaba. Lo disfruto mucho. Para mí Twitter es el lugar para informarse. Y me gusta mucho compartir allí mis cosas personales. Tonteras como “qué rico comerse un pan con palta”. Allí tengo un rol de informar, pero también me doy recreos, aunque lo único que siempre me ha aterrado desde los inicios es no cometer una falta de ortografía. Porque el castigo social es gigante y hay mucha agresividad. Y mi Instagram (@soleonetto) lo empecé a usar hace poco. Allí van cosas como mi perro, que se luce como  estrella que es.

-¿Fue difícil asumir la animación del Festival de Viña? 

Para nada, porque tenía la convicción que era relevante que pudiera hacerlo una periodista que tiene las armas de estudio y manejo de escena. No era el primer escenario al que me subía, pero fue al que le puse más cabeza y corazón. Felipe (Camiroaga) no hizo nada, jajajá. Había una caricatura muy buena en que salgo y con papeles, lápices en la cabeza y estudiando a full y con ojeras y al lado está Felipe durmiendo con sus halcones. Y fue así. Fue un trabajo muy duro. Pero ocupé el mejor consejo que recibí fue “disfruta que es una fiesta”. Y lo noté cuando la gente gritaba: ahí lo empecé a pasar bien.

-¿Qué recuerdos guardas de Felipe Camiroaga?

-Era igual al hombre que uno veía en pantalla: guapo, divertido, mañoso.. Esa era su gracia. En la mañana lo veías dicharachero y decías “este gallo pasó buena noche”. Y también lo veías malas pulgas y era porque con alguien se había atravesado o algo le había ocurrido. Su empatía era tan natural que siempre decía lo que pensaba. Su madurez era súper rica. Era un gallo magnético, alto muy atractivo. Y el Festival me permitió conocerlo y crear un lazo de amistad.

-¿Qué importancia le das a las elecciones?

-La única forma que tu y voz valga es ejerciendo el derecho a votar. Claro que a mi juicio nunca debió ser voluntario. En la construcción de sociedades como las nuestras tienes que educar al ciudadano, hay que hacerlo partícipe y que entienda que no sólo tiene derechos, si no que también tiene deberes e  ir a votar es un deber. Es inconcebible que la gente se tome el día de elecciones como día libre. Las elecciones municipales son súper relevantes y la pega del alcalde es fundamental en nuestro día a día.

-Algunos te reconocen como matea. ¿Te gusta esa patente?

-Antes no me hacía gracia, pero la gente me percibe así. No soy la matea odiosa que no comparte los cuadernos ni la información, pero sí me gusta informarme y preparar una entrevista. A veces me “golpean” con una información que no sabía y me siento un poco responsable. No me gusta.

-¿Por dónde van tus recreos?

-Me gusta mucho pasear a Lek, mi perro. Hacer deportes y subir los cerros. El deporte es algo que me tomo en serio porque no hay otra forma de mantener la comida a raya y también de despejar la cabeza. Entre el ascensor y la escala, por ejemplo, hay que elegir esta última. El moverte te oxigena, por eso me gusta la vida al aire libre.

-¿Qué te dice Puente Alto?

-Me evoca alegría y chispeza. Me viene a la cabeza un block donde grabamos un matrimonio del programa “Cásate Conmigo”. Lo pasé increíble. No tengo ningún estigma con Puente Alto ni con ninguna parte. Creo que la gente hace sus lugares. Es gente que se saca la cresta, que llega tarde a casa, se hace cargo de los niños, se despierta temprano y da su máximo esfuerzo. Es para sacarse el sombrero.

 

Pin It

Relacionados

Comentarios

Agregar un comentario