envejecimiento-744x465

ESPACIO SANTO TOMÁS I Envejecimiento en sintonía: Cuidados para el adulto mayor

por • 4 Octubre, 2016 • Columnas, DestacadosComments (0)1548

Nuestro país está viviendo una etapa avanzada de transición al envejecimiento demográfico de su población, por lo que parece adecuado comenzar a reforzar los cuidados necesarios para vivir un proceso de envejecimiento en sintonía, que incentive el bienestar y el autocuidado de nuestra población.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que el concepto de salud no sólo se refiere a la ausencia de enfermedad, sino también a un “estado de completo bienestar físico, mental y social”. En este contexto, entonces, podríamos aplicar los siguientes consejos:

  • Mantener controles médicos al día; ya que a partir de cierta edad nuestro cuerpo necesita otro tipo de cuidados. Para que las fechas no se nos olviden, podemos anotarlas en un lugar visible o programar alarmas que nos recuerden asistir a los chequeos.
  • Realizar actividad física es un factor clave para el cuidado del cuerpo, en especial cuando sufrimos alguna enfermedad crónica como la diabetes, artritis o incluso estrés.

Al realizar ejercicio obtenemos mayor flexibilidad, coordinación muscular y equilibrio, por lo que se disminuye el riesgo de caídas, además, se mejora la digestión y reduce el estreñimiento.

  • Alimentación saludable es fundamental. Beber agua debe transformarse en un hábito. Además, se recomienda la integración de vitaminas B6-B12, como nueces, almendras palta, huevos, lácteos y pescados, que nos ayudan a mantener la memoria, la respuesta inmune y a disminuir enfermedades cardiovasculares. Del mismo modo, incorporar albahaca, atún, huevos, pimentón rojo, kiwi y tomates para reducir el riesgo de cataratas, cáncer y enfermedades cardiacas, ya que contienen Vitaminas C, D y E. Finalmente, podemos integrar Zinc a nuestra dieta, para evitar la disminución en el sistema inmune, la lentitud mental y en la cicatrización de heridas. Para ello, podemos sumar alimentos como la espinaca, maní y el cacao.
  • Mantener actividad mental y vida social resulta beneficioso, ya que nos mantendremos activos, postergando en algunos casos la dependencia. Se recomienda incentivar la lectura, la participación en clubs de adulto mayor o de actividades manuales, en la medida que podamos, para disminuir el aislamiento y mejorar también el ánimo y la autoimagen.

Finalmente, el buen descanso, en un lugar tranquilo y limpio nos ayudará a conciliar el sueño más rápido, para recargar nuestro cuerpo y afrontar la vida con más energía.

Por: Karin Montero Alfaro

Docente de las carreras Técnico en Enfermería mención terapias complementarias y Técnico en Enfermería y Procedimientos de Apoyo a la Rehabilitación, Santo Tomás Puente Alto.

Universidad_Santo_Tomas

Pin It

Relacionados

Comentarios

Agregar un comentario