DSC_4790

La consulta de Lindorfo: Perros en departamentos

por • 15 Junio, 2016 • Columnas, portadaComments (0)2136

Por lo general, los perros provocan un bienestar en nuestra vida. Nos entregan alegría, cariño y muchas veces pasan a ser un fiel compañero cuando nos sentimos solos, siendo parte importante de nuestra familia. Pero cuando vivimos en departamento, tenemos que preguntarnos algunas cosas:

¿Elegimos la raza adecuada para nuestro “depa”?

-Si somos amante de los perros y nos hemos informado, lo más probable es que tengamos una raza adecuada para el depto. Pero ojo, SIEMPRE el que mejor puede asesorarte es el médico veterinario.

¿Tenemos el tiempo necesario para nuestro perro?

-Muchas personas pasan todo el día trabajando y dejan a su perro solo en el departamento. La rutina es más o menos la siguiente: Salen temprano de la casa, apurados por lo general, comparten con los compañeros de trabajo, reuniones, coffee break, cigarrito, almuerzo, entre otros, y luego de vuelta a la casa. ¿Somos capaces de entender que nuestros perros necesitan una rutina algo parecida? Si no lo hacemos, corremos riesgos que no serán nada de agradables para nosotros; fecas y orina en el depto, zapatos mordidos, cubrecamas rotos, maceteros revueltos, papel mural despegado, patas de muebles mordidas, etc… ¿Y qué más quieres? Si el perro está aburrido y muy ansioso; ¡es normal que suceda! Más encima si elegimos la raza equivocada. Ufffff, el problema es aún mayor.

 La tenencia responsable no está sólo en el hecho de dejarles agua y comida, también implica labores como paseos, relación con otros perros y otras personas (socialización), entre otras.

Tener animales en el hogar es muy beneficioso, pero debemos respetar sus espacios y necesidades y tratarlos con el cuidado, amor y respeto que merecen. O sea, no tener un perro porque es “la moda” o por ser un poco más o menos hipster. Definitivamente, el tener perros en departamento es cada día más frecuente, pero si lo van a hacer piensen que ellos están realmente felices cuando están en compañía de sus amos.

Por eso traten de pasar el mayor tiempo posible con ellos, acarícienlos, háblenles, díganles que los quieren, explíquenles por qué están tanto tiempo ausentes, conéctense con ellos: les aseguro que lo entenderán.

Por: Sebastián Jiménez

Médico Veterinario

Pin It

Relacionados

Comentarios

Agregar un comentario