fotos-e-imagenes-de-perros-y-gatos-jugando-2

La voz del veterinario: Lealtad con la salud de nuestros mejores amigos

por • 14 Marzo, 2016 • Columnas, portadaComments (0)1242

El ejercicio de la profesión de veterinario nos enfrenta a muchísimas situaciones. Pero lejos la más dolorosa es ver la dejadez con la que muchos amos tratan a sus mascotas. Es que la salud de un animalito no sólo se cuida cada vez que uno paga por una consulta médica, si no que a diario, leyendo sus señales y buscando las instancias de comunicación con perros y gatos.

Es cierto que no hablan pero eso no implica que no se comuniquen. Y lo hacen desde muy pequeñitos con un sinfín de reseñas. Por eso, por ejemplo, hay que procurar que sólo nos transmitan buenas noticias. ¿Cómo hacerlo? Adoptando las medidas correctas para su cuidado diario.

Un tema importante es la alimentación. Allí es necesario leer las señales pues muchas veces, por darle un gustito a nuestras mascotas les terminamos entregando un mal rato a sus organismos. La comida casera nunca será la mejor opción. Con ellas expones, por ejemplo,  a los perros a muchos  alimentos que son tóxicos como la cebolla, chocolate y palta, que están incorporadas en el paladar casero. ¿Y si igual quiero darles de mi mano en la cocina? Hay que procurar que sea con muy poca sal y evitando los ingredientes ya nombrados.

¿Y la comida barata de ferias o supermercado? Ojo con que ese ahorro muchas veces cuesta caro. La diferencia en las marcas es cantidad de sal y grasa. El alimento malo tiene mucha grasa y sal y a nuestro regalón  le gusta mucho… Mmm, se saborea, pero tras su gustito hay un exceso de ingredientes nocivos.

Otra cosa que nos habla es la caca del perro. Es bueno ver que el perro defeque dos o tres veces al día, que tenga una rutina y si empieza a hacer menos es porque algo pasa. ¿Qué dicen las deposiciones?  El buen alimento suele ser casi sin olor y compacta, mientras que la otra es muy olorosa, más abundante y mucho menos sólida… en el gato, tal como su personalidad, las señales no son tan perceptibles, pues es mucho más independiente que nuestro “mejor amigo” y cuesta seguirle la pista.

En mininos y canes, eso sí, hay formas de hacer más sana su convivencia en casa. Al perro es bueno sacarlo a diario de paseo, elaborarle una rutina que incluya interacción con sus pares e interés por pasar tiempo con él. En el gato, en cambio, la prioridad es entregarle juguetes para que se divierta y establezca allí su rutina… si no, tus perjudicados serán los muebles y sillones. ¿Mala idea, no?

Dicen que el amor se sustenta en la buena comunicación y si nuestras mascotas se enamoran de nosotros, nos entienden. Por eso hay que comunicarse. La clave de una buena relación es la lealtad a los que se esmeran ser nuestros mejores amigos. Eso está dado por cuidar su salud. En la etapa de cachorros hay que llevarlos sí o sí una vez al mes al veterinario, mientras que de grandes con un control sano cada seis meses es más que suficiente.

¿Y el resto? Disfrutarlos como más nos gusta verlos: sanitos y alegres.

Pin It

Relacionados

Comentarios

Agregar un comentario