bibliocana

Libertad para leer: Centro de Detención Preventiva de Puente estrena biblioteca

por • 27 Diciembre, 2016 • Cultura, DestacadosComments (0)414

Estar privado de libertad no tiene por qué ser sinónimo de privación de cultura. Por eso noticias como la reciente inauguración de la biblioteca pública del Centro de Detención Preventiva de Puente Alto, deben agradecerse y tener la tribuna que merecen.

Claro, este servicio que permitirá brindar acceso a la lectura, cultura y entretención a una población compuesta por 1.120 internos, sumados a los funcionarios del recinto.Una hermosa iniciativa que se enmarca en el Plan de Fomento Lector en Recintos Penitenciarios que lleva adelante la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) y Gendarmería de Chile a partir del año 2012.

La relación de ambas instituciones ha dado muchos frutos, tanto que sólo durante 2016 se han inaugurado 18 bibliotecas en recintos penitenciarios de todo Chile, a lo que se suman otras 33 abiertas en años anteriores.

Esta buena noticia en el centro penitenciario puentealtino fue celebrada en grande. La ceremonia estuvo encabezada por el director regional metropolitano de Gendarmería, coronel Sergio Alarcón Aravena; el subdirector del Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas de la Dibam, Gonzalo Oyarzún Sardi; el alcaide del CDP Puente Alto, teniente coronel Leandro Pincheira Millar; y el coordinador nacional del Programa BiblioRedes de la Dibam, Alberto Gil Lajaña, entre otras autoridades. Además contó con la presencia de unos 60 internos del recinto.

En la oportunidad, el coronel Sergio Alarcón se dirigió a los beneficiarios de esta iniciativa: los reos.   “Todos los esfuerzos que la institución realiza y todos los esfuerzos que agentes externos a Gendarmería realizan son en beneficio de ustedes. Hay un esfuerzo de ambas instituciones en poder contribuir a mejorar la calidad de vida de quienes están bajo custodia y poder propender a que tengan una vida digna una vez que egresen del sistema penal, porque esto no es eterno”, dijo.

En nombre  de la Dibam, Gonzalo Oyarzún explicó que “una biblioteca en un recinto penitenciario es probablemente la oportunidad más integral de reinserción que existe. Porque a pesar de que hay otros programas que se desarrollan al interior de las cárceles, como por ejemplo talleres, acá está la oportunidad de acceder en un mismo espacio a la información, al conocimiento, a la capacitación. Pero también poder acceder a la recreación, que es en definitiva pasarlo bien y disfrutar de este espacio”.

La biblioteca cuenta con una colección de más de 300 títulos, además de la suscripción a diversos diarios y revistas. También posee equipos que sirven para realizar cursos de computación a los internos en el marco del programa BiblioRedes inserto en un Plan de Alfabetización Digital.

Pin It

Relacionados

Comentarios

Agregar un comentario