maria jose

María José Quintanilla, La Ranchera 2.0

por • 10 Junio, 2017 • Destacados, Entrevistas, NoticiasComments (0)2348

Es cierto, uno dice María José Quintanilla  y piensa de inmediato en la niña prodigio de rojo que cantaba rancheras. Hoy, revista Portal conversó con la mujer, la Coté está grande, probando nuevas facetas en la TV y también explotando su madurez, esta es la entrevista con María José Quintanilla, el regreso.

¿Cuál fue tu primera incursión en televisión?

Bueno, estuve en canal 13, de “Los maipucitos” fui a un casting para Bravo Bravisimo, era una fila inmensa, eran miles de niños y dije: bueno, lo importante es la experiencia.

Finalmente no solo quedé en el programa, también gané y estuve de viaje en Italia, fue hermoso.

¿Qué significa Rojo para ti?

Rojo para mí es una escuela, aprendí de música, teatro, a bailar. Lo pasé muy bien en rojo, me gustaban los desafíos, disfrazarme, me encantaba. Aparte yo era la regalona, lo que se me ocurría los tramoyas lo hacían para mis presentaciones. Fue lo máximo rojo.

“Yo llegué a rojo de Hinchapelotas, yo soy catete, nunca dejé en paz a mi mamá y finalmente lo logré”

Mucho Gusto…

Me encanta estar acá, a esta edad, me gusta estar aquí, siento que al mucho gusto llegué como a “pata pelá”, está siempre la sentí mi casa un lugar donde yo podía andar a mis anchas. Todos los días llego cantando una canción, tengo una sección en instagram que se llama la carita de Poto, y ahí cuento cuando llego al programa todos los días.

Aquí siento que me tienen súper confianza, lo estoy pasando súper bien. El matinal es muy cercano a mi público, a los que escuchan mi música entonces me ha hecho muy bien. Acá siento que tengo derecho a equivocarme.

De niña a mujer

Me cuesta mucho asumir que me miran como grande, me dejan mensajes en redes sociales hombres de mi edad, me piropean y la verdad no sé cómo actuar como que no tengo manejo de sexapeal. Mi público siempre eran los niños, las abuelitas y hoy los que me miran y siguen también han cambiado. Me cuesta, pero me gusta porque siento que llego a muchas más personas con mi música y personalidad.

Es junio y celebramos el día del papá. María José Quintanilla tenía una relación muy especial con su padre.

El papá de la Coté

“Mi papá, mi papá son las rancheras, gracias a él canto este estilo. Mi papá me inculcó el fútbol, fue muy relajado conmigo, me malcrío, mi papá está en todos mis momentos, recuerdo a mi papá todos los días feliz. Él me decía la artista está de la puerta para afuera, aquí en la casa usted hace su pieza, lava la loza, ayuda a su mamá, ¡Aquí todos los monos bailan!

A pesar de que se fue muy pronto, siento que mi papá me dejó bien encaminadita, muy preparada para la vida.

Su encuentro con Juan Gabriel

María José Quintanilla estuvo 1 semana y media en México en la casa de Juan Gabriel. El músico la invitó a grabar una canción. Finalmente grabó 3 canciones, celebró con él su cumpleaños y conoció al hombre detrás de las excentricidades de uno de los artistas latinos más queridos a nivel mundial.

“Mi hermano me dijo un día, -Coté, nos escribió Alberto Aguilera – y yo pensé, el hermano de Pablo Aguilera (locutor chileno) y mi hermano me dijo: no pos pava, ¡Alberto Aguilera! Y yo me caí en el sillón y me quedé en silencio

Luego de eso, me fui a Cancún, yo ya conocía Cancún pero aquí estaba en la casa de Juan Gabriel, fui a cantar con él al auditorio nacional, sólo iba y cantaba a una canción y era la canción inédita del concierto.

Esos días fue como estar en la casa de un tío, quiere tomar un jugo, vaya a la cocina y sáquelo, era muy cercano, fue extremadamente generoso. Yo iba por una canción, y los días siguientes Juan Gabriel me dijo esta es tu canción, pero después me dijo tengo dos canciones más que te quedarían tan bien, y me regaló 3 canciones.

Después del viaje y todo, él siguió en contacto con mi hermano, siempre estaba preguntando en que estábamos, que estábamos haciendo.

Cuando Jun Gabriel murió me llamaron de todos lados para hablar, pero en mi solo quedaron los recuerdos de haber conocido a alguien tan espectacular y mi decisión fue ser respetuosa y guardar silencio.

EL FUTURO DE MARÍA JOSÉ QUINTANILLA

Se viene un disco nuevo que fuimos a hacer a Estados Unidos, y muchos conciertos que se están armando, aún no tienen fecha pero apenas sepa ¡les aviso!

Quiero decirle a los puentealtinos que mi comuna es muy parecida a Puente Alto, tengo una cercanía muy especial con Puente Alto, “Siento un respeto grandísimo por las puentealtinas, creo que son mujeres aguerridas, luchadoras, wenas pa la pega, malas pa´ quejarse y muy alegres. Y los hombres don muy coquetos y buenos para la sandunga. Mis conciertos en Puente Alto siempre se alargan y es porque los puentealtinos son muy entretenidos, los quiero mucho

Pin It

Relacionados

Comentarios

Agregar un comentario