Estampatoo 1

Puente Emprende: Rodrigo Espinoza “El rock dio la nota inicial y lleva el ritmo de mi negocio”

por • 14 Diciembre, 2014 • portada, ReportajesComments (0)2719

Es puentealtino por adopción y por un montón de razones. En nuestra comuna detectó un mercado interesante, quería vivir cerca de la pega y, sobre todo, cumplir el sueño de independizarse. “Cuando pagué por estampar una polera con Dream Theater para ir a un concierto, empecé a soñar que me dedicaría a esto”, dice el dueño de Estampatoo.

Es puentealtino por adopción y por un montón de razones. En nuestra comuna detectó un mercado interesante, quería vivir cerca de la pega y, sobre todo, cumplir el sueño de independizarse. “Cuando pagué por estampar una polera con Dream Theater para ir a un concierto, empecé a soñar que me dedicaría a esto”, dice el dueño de Estampatoo.

“Mi momento actual y todos los de mi vida se resumen en una palabra: rock”, dice Rodrigo Espinoza, quien acepta estampar en las páginas de Portal Puente Alto los párrafos de una vida de decisiones aventuradas al ritmo de las guitarras. El dueño de Estampatoo, la tienda que hace poleras personalizadas y más, repasó los orígenes de un sueño que hoy es realidad.

Ahorrando ilusiones en el banco. “Trabajé diez años en el Banco de Chile sentado como un ejecutivo. La vida se me empezó a hacer monótona, pues yo no era para estar en una oficina. Siempre me propuse independizarme antes de los 40 años”.

Emprendimiento estampado. “Este trabajo lo encontré por casualidad. Soy fanático de Dream Theater y los voy a ver cada vez que puedo a Argentina. Hace cinco años mi hermano me presentó a unas personas que estampaban en el centro de Santiago y como iba a ir a un concierto de ‘Dream’ me puse a coticé poleras. Allí me gustó el asunto de personalizarlas. Cuando pagué por esa polera empecé a soñar con dedicarme a esto”.

A hacer realidad el ‘Dream’. “Con esa polera me fui a Buenos Aires a ver a Dream Theater. Le di vueltas al tema y concluí que era una idea muy buena. Volví a Chile de cabeza a dedicarme a esto: me metí a Internet y busqué mucho. Hay estampados básicos que los puede hacer cualquier persona, pero yo buscaba más perfección”.

Una ‘oficina’ del terror. “Le dije a mi señora Macarena: “éste será mi emprendimiento”. Ella me apoyó, aunque al principio fue un caos, porque me instalé en mi casa y la pieza donde dejé mis cosas fue ‘tomada’: se llenó de máquinas, poleras, un desastre. Ella me decía “¿cómo te puedes mover acá?”. Los viernes y los sábados me quedaba estudiando hasta las 6 de la mañana.  Compraba unas cervezas, y estudiaba en línea con tutoriales”.

Adiós banco y hola a inicios virtuales y feriantes. “Empecé a vender mis poleras en mercadolibre.com. No se vende mucho al principio. Hasta ahí seguía en el banco, pero hablé con mi jefe y me despidieron con lucas para pagar mis deudas. Justo me casaba y me quedaba sin pega. Era complicado, pero me lancé. En Puente Alto hallé una feria artesanal. Allí fui un éxito: vendía súper bien y capté que había un mercado que no estaba explotándose”.

El rock del emprendimiento.  “Esta música lo es todo en mi vida. El rock dio la nota inicial y lleva el ritmo de mi negocio. Si no fuera por esa polera que mandé a hacer de mi banda favorita este negocio no existiría. Hace poco pude ir a Argentina a ver a ‘Dream’ e hice una polera especial que me autografió toda la banda. Pero ojo, soy rockero pero no discrimino: en Estampatoo entran los que les gusta el reggaetón o lo que sea. Todos son bienvenidos y se van felices”.

Puente como socio ideal. “Me casé y me vine para acá. Soy de Plaza Italia. Yo quería trabajar cerca de mi casa y ya llevo 8 años haciendo de esta comuna mi casa y siendo un puentealtino más. Me vine sin hacer ningún estudio de mercado, pues detecté que estamos lejos de todo en la comuna. Nos merecíamos tener una tienda como las de Providencia pero en nuestro Puente. Y eso hacemos: nos preocupamos de tener poleras exclusivas, estampados del extranjero, estampamos zapatillas y pronto fabricaremos la marca propia”.

 

Pin It

Relacionados

Comentarios

Comments are closed.