DSC_7939

Vicente Guerrero: “Quiero llevar la bandera de Puente Alto a la élite del tenis de mesa”

por • 13 Febrero, 2015 • portada, ReportajesComments (0)6332

Con 11 años y un talento innato para el deporte de las paletas, el pequeño puentealtino cuenta cómo forjó una carrera que lo tiene como una de las grandes promesas de nuestro país y comparte sus sueños. “Quiero entrenar en Cuba y llegar al profesionalismo”, avisa.

Suena increíble, pero pese a todos los pergaminos que lo tienen como una de las grandes promesas nacionales en el tenis de mesa, a Vicente Guerrero no le va tan bien cuando le toca jugar al deporte de las paletas en su colegio.

¿La explicación? Una norma que se respeta sagradamente. “Mis compañeros me dejan jugar sólo si tomo la paleta con la mano izquierda… y yo soy derecho. Pero lo hago e igual gano harto, aunque no siempre se puede”, cuenta el pequeño talento puentealtino, que con apenas 11 años tiene un potencial que hace abrigar grandes ilusiones de medallas y alegrías para Chile.

Y ese talento, que hoy está complementado con instrucción en el Centro de Entrenamiento Olímpico (CEO), alguna vez afloró de la manera menos pensada.  “Jugaba en la playa con mi papá, pues allá había una mesa. Después fui a un cumpleaños donde enfrenté a adultos y pasé casi toda la tarde jugando ping pong. Y cuando mi papá me fue a buscar le dijeron que tenía potencial. Por eso me metieron al CEO, donde estuve cerca de un mes hasta que me aceptaron”, rememora.

Hoy esos dotes los refrenda en resultados y una casa que ya se llenó de medallas y trofeos. Por ejemplo, el 2014 Vicente  participó en todos los Open, saliendo campeón siempre.  Luego fue monarca del torneo nacional. Canasta perfecta.

Claro que ese buen momento no lo hace perder de vista sus objetivos. “Quiero quedar en la selección nacional este año y después clasificar en infantil a los mundiales y los Juegos Olímpicos. Otro de mis objetivos es entrenar en Cuba. Para eso tengo que salir campeón o segundo en los campeonatos nacionales. A veces cuesta por la falta de apoyo, aunque por ejemplo la Municipalidad de Puente Alto me ayuda con implementación y me compró las gomas de mi paleta”, asegura.

Y aunque aún falta mucho, el pequeño tenimesista ya se traza metas a largo plazo, con nuestra comuna entre sus oraciones. “Espero llegar al profesionalismo. También ser abanderado de Chile y llevar la bandera de Puente Alto a la élite del tenis de mesa. Por eso he sido muy riguroso y sé que, por ejemplo, no puedes tomar bebida antes de los partidos. Hay que hacer esfuerzos para llegar lejos”, cierra el campeón puentealtino.

Pin It

Relacionados

Comentarios

Agregar un comentario