Conoce a Emilio Álvarez, el reconocido artista puentealtino detrás de Emilio Street Shoes, zapatillas personalizadas

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

zapatillasSon las 15:30 horas del lunes 28 de septiembre de 2020. Tomamos el teléfono y tras un par de segundos nos contesta Emilio Álvarez, el artista puentealtino detrás de un reconocido emprendimiento de personalización de zapatillas en nuestra comuna: Emilio Street Shoes.

Emilio nos recibe contento. Está ansioso y no se guarda las ganas para conversar. De repente, un llamado a la puerta nos interrumpe: un cliente ha venido a buscar uno de sus trabajos. “Espérame un poquito, no te voy a cortar”, dice.

Ya de vuelta en su estudio, Emilio conversa con Portal Puente Alto sobre su vida, metas y sueños respecto de este emprendimiento que lo ha llenado de bellas experiencias y que le ha valido el cariño de la gente y de sus pares.

Una vida de amor al arte

Emilio Ignacio Álvarez es nacido y criado en Puente Alto. Hoy, de 28 años, vive con su pareja e hijos a un par de cuadras del Mall Plaza Tobalaba.

Emilio cursó sus estudios en la “Conso” y posteriormente en el colegio Politécnico de Eyzaguirre. Por cosas de la vida, la escasez de recursos de su familia lo llevó a estudiar electrónica pensando que no tendría otra alternativa para ingresar a un instituto o una universidad.

“En ese tiempo éramos de super escasos recursos. Después que salí del colegio y tuve mi primer computador con acceso a internet, supe que había colegios en los que impartían ilustración, pintura o diseño gráfico. Hubiese optado por esos más artísticos de haberlo sabido antes”, comenta.

zapatillas

Motivado por su amor al arte, este joven puentealtino impartió un taller de pintura gratis y autogestionado en el Centro Cultural Juan Estay. Según indica, la experiencia que allí vivió fue muy bonita, pero se debió retirar debido a la falta de apoyo y la carencia de dinero para costear materiales.

“Tenía alumnas de la edad de mi mamá, entre 40 y 60 años, hasta señoras jubiladas. Era super lindo: una, porque yo aprendía cosas de la vida con ellas y ellas aprendían de mí lo poco que les podía traspasar. Más adelante me gustaría estudiar pedagogía para poder enseñar lo que hago y traspasar mis conocimientos, teniendo como respaldo el cómo enseñar”.

Asimismo, este destacado puentealtino señala que en un futuro le gustaría abrir un taller de pintura donde la gente pudiera practicar, enseñar su arte y tener una vitrina para sus trabajos.

zapatillas

Emilio Street Shoes

“Creo que la mayoría de las personas forman sus emprendimientos por una necesidad y así nació lo que estoy haciendo”, nos comenta Emilio.  Todo partió hace cinco años cuando trabajaba en el retail de zapatillas.

zapatillasPor aquel entonces, ya con el nacimiento de su primera hija, el no saber con quién dejarla lo llevó a embarcarse en la personalización de zapatillas para trabajar desde la casa y, al mismo tiempo, cuidar de su niña.

“El proceso de partida siempre costó, fue difícil hasta como el segundo año: había noches en que no dormía, aparte de que tenía que hacer de todo: responder mensajes, envíos, cotizaciones, etc. El único medio de publicidad que podía tener sin gastar dinero eran grupos de Facebook y cuando adquirí relativa estabilidad me cambié a Instagram”, dice.

La línea de trabajo de Emilio Street Shoes es muy marcada: es 100% a pedido y siempre graba el diseño que el cliente solicite en zapatillas, chaquetas u otras prendas de vestir. Luego, los pinta con pinceles de distintos tipos de pelo, pinturas de tela y materiales acrílicos dependiendo del material.

“Creo que lo más destaca de mi trabajo son las terminaciones: muchos creen que mis trabajos son estampados, porque el resultado es idéntico a la imagen que pide. La calidad del trabajo, los trazos en el pincel, la utilización de pinturas y sombras hacen diferente mi trabajo”, señala.

Asimismo, el trabajo de este joven puentealtino destaca por su fanatismo por el animé y las caricaturas de tv retro que veía cuando chico en la casa de su abuela, con quien tiene una relación muy cercana y es una de las personas más importantes en su vida.

zapatillas

Generalmente, Emilio tarda entre 5 horas o 3 días máximo en realizar un pedido, pero como él mismo señala es debido a que no trabaja en ello 24/7: debe cumplir con su rol de papá, pareja, entre otros. De igual forma, el cobro que realiza por cada pedido se debe al prestigio y la calidad del trabajo, el que sitúa desde los 60 mil pesos.

“Cuando partí cobraba super barato, entre 15 y 20 lucas, pero aun así había gente que lo encontraba caro. Hoy el cariño ha sido enorme, me invitan a eventos de tatuajes, Comic Con, he estado presentado mis trabajos en Mall Plaza, he ido a muchos lados como invitado porque la gente me ha demostrado mucho cariño. El cariño de la gente te hace sentir super bien”, agrega con una sonrisa de oreja a oreja que se deja sentir a través de la distancia de una llamada de celular.

Finalmente, Emilio concluye con la siguiente reflexión:

“No lo veo como un negocio, sino como un estilo de vida. No busco acaparar muchos clientes… quiero vivir de lo que me gusta y sentirme feliz”.

 

Compartir.

Sobre el Autor

Portal Puente Alto

Dejar una Respuesta