Suculentas Licay, el emprendimiento de Puente Alto que ofrece mini jardines recargados de buenas energías

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Con el objetivo de realizar un trabajo manual con dedicación y amor, madre e hija puentealtinas crearon el emprendimiento de suculentas energéticas.

Janet y Francia, madre e hija respectivamente, son una familia emprendedora de Puente Alto, pues debido a situaciones particulares crearon su mini negocio hace un poco más de un mes.

La historia de ambas es digna de destacar, puesto que, según cuenta la madre, la idea de realizar un emprendimiento se debió a que Francia fue diagnosticada con cáncer, y para sacarla de la pena y el desánimo, le propuso a su hija iniciar algo juntas.

“Se me vino a la mente porque mi hija estaba deprimida y sin ganas de nada por la noticia, que claramente no es para menos. Entonces, pensé que de alguna manera debía sacarla adelante, así que le comenté y con su creatividad empezamos con esto”, dice Janet.

 

Primera motivación para emprender 

Si bien el diagnóstico de Francia fue el motivo principal para realizar el emprendimiento, su madre cuenta que, en primera instancia, su propósito llegó cuando compró suculentas en un local comercial y no tuvo una buena impresión de ellas.

“Yo primero había comprado tres plantas, pero vi que estas no tenían la dedicación y el amor con las que se deben plantar. Entonces, cómo no me gustaron, las desarmé y las planté nuevamente a mí gusto. Tras eso se me vino a la idea de hacerlo con mi hija”, explica.

Luego de la aceptación de Francia, madre e hija puentealtinas dieron inicio a su pequeño negocio, el cual, Francia destaca que “esto nos sirvió para complementarnos como familia y, sobre todo, como terapia mental para sentirme mucho mejor”.

 

Preparación particular para cada suculenta

De acuerdo a los gustos y creencias de Francia y su madre, explican que la elaboración de cada planta “es todo un proceso de amor”, puesto que el montaje manual es dedicado totalmente a cada suculenta que se prepara.

“Primero, preparamos el lugar completamente, ponemos mantra para ambientar y así entregarles buenas energías a cada plantita que ponemos, porque nosotras somos bien creyentes de este tipo de cosas. Entonces, así bendecimos el cuarzo y las plantas”, manifiesta la hija.

Además de poner suculentas, las puentealtinas fabrican mini jardines, souvenirs y terrarios de acuerdo a lo que pida cada cliente, pero su objeto principal es la suculenta.

 

Mensaje de aliento para las personas

 Ante la difícil situación de salud que ha tenido que pasar la familia, Janet y Francia entregan un mensaje de aliento para todos aquellos que pueden estar pasando por lo mismo que ellas.

“La idea de mostrar nuestro trabajo es que la gente vea que hay muchas más cosas que la misma enfermedad, que se puede salir adelante cuando se tiene amor, dedicación y las ganas para hacerlo. Al final, todo ayuda a sanar mentalmente”, cierran.

 

Puedes contactarles mediante:

Instagram: @suculentas.licay

Celular: +56930005239

Compartir.

Sobre el Autor

Dejar una Respuesta