El “Pepe Grillo”, un histórico de Puente Alto

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El negocio lleva casi 50 años en la comuna y bautizó a su dueño para siempre con un pseudónimo inconfundible.

“Pepe Grillo” se ha mantenido con vida casi 50 años en Puente Alto. Por eso, quisimos ahondar en la historia de este lugar, que se niega a desaparecer de la historia como los emblemáticos locales,   “La Chilenita y Flipperín”. 

En esta entrevista, su dueño reveló el origen del nombre, sus primeras ventas y algunos objetivos que pretende concretar a futuro. 

El comerciante explicó que el nombre característico nació de un negocio que atendía la nuera de la Señora Virginia Capello, quien fue la primera dueña. “Tenía un letrero que decía ‘Tía Pepe Grillo’ y fue por un monito que le gustaba a su hija y no tenía nada en especial ni una historia detrás”, aclaró.

Agrega que luego de hacerse cargo del lugar “toda la gente empezó a mí a llamarme Pepe Grillo, entonces yo nací del negocio, por el negocio me llamo Pepe Grillo”.

Así, cuando adquirió los derechos mantuvo la denominación tan reconocida en la actualidad, por lo cual muy pocas personas lo llaman por su verdadero nombre, Carlos Tobar. 

Primeras ventas y la actualidad 

Carlos explica que entre 1972 y 1973 el inicio de las ventas en el Pepe Grillo se dio con el vidrio, pues cuenta, “me los traía todos los días, los iba a buscar en micro a la avenida Matta y los apoyaba en mis pies que llegaban dormidos”.

Sin embargo, el actual centro comercial que conocemos no es el lugar físico con el que partió la tienda, ya que según explica el dueño “Comercial Pepe Grillo comenzó en Clavero y  en el 2000 compré este terreno que era pura tierra. Ahí levanté el edificio para trabajar”

Debido a lo anterior, hoy el almacén ubicado en Avenida Santo Domingo #120 se caracteriza por ofrecer todo tipo de menaje, ya sea artículos de loza, copas, jarrones, vasos y distintos productos hechos en cristal y cerámica, con diseños únicos que los puentealtinos y habitantes de muchas comunas valoran.

Proyecciones a futuro

Con 80 años Carlos Tobar se ve muy bien físicamente y pretende que su negocio siga creciendo, por lo que menciona que siempre está trayendo nuevos artículos para vender y no pierde el sueño de expandir aún más la tienda en el terreno.

La pandemia y sus efectos

La verdad es que la pandemia fue una instancia que sucumbió al mundo entero y por supuesto a nuestros vecinos y comerciantes, en el caso de don Carlos, no tuvo mayores problemas, cuenta con ahorros que le permitieron cerrar y estar tranquilo en casa.

Trascendencia Puentealtina

El dueño y administrador del establecimiento dice estar contento con lo que ha logrado y por lo fiel que es su clientela, puesto que según cuenta, “El punto clave es el trato con los clientes, porque la gente me quiere y yo los quiero. A las personas que vienen y necesitan alguna rebaja se las hago, por eso siguen viniendo”.

Así, “El Pepe Grillo” no tiene planes de cerrar pronto, porque la idea es que el negocio siga teniendo de todo, casi como un supermercado. 

De esta forma, seguirá atendiendo a los puentealtinos tal como lo ha hecho desde hace casi 50 años.

 

Compartir.

Sobre el Autor

Periodista con seis años de experiencia y además relator de fútbol. Me considero riguroso y apasionado por lo que hace y siempre publico con responsabilidad. Me gusta Puente Alto y siempre trato de destacar lo positivo.

Dejar una Respuesta